DOS MARCAS SIMILARES NO SE CONFUNDEN, SI SON DIFERENTES «CONCEPTUALMENTE». MARCAS PICARO Y PICASSO (2/2)

DOS MARCAS SIMILARES NO SE CONFUNDEN, SI SON DIFERENTES «CONCEPTUALMENTE». MARCAS PICARO Y PICASSO (2/2)

DOS MARCAS SIMILARES NO SE CONFUNDEN, SI SON DIFERENTES «CONCEPTUALMENTE». MARCAS PICARO Y PICASSO (1/2)
DOS MARCAS SIMILARES NO SE CONFUNDEN, SI SON DIFERENTES «CONCEPTUALMENTE». MARCAS PICARO Y PICASSO (1/2)
DOS MARCAS SIMILARES NO SE CONFUNDEN, SI SON DIFERENTES «CONCEPTUALMENTE». MARCAS PICARO Y PICASSO (1/2)
DOS MARCAS SIMILARES NO SE CONFUNDEN, SI SON DIFERENTES «CONCEPTUALMENTE». MARCAS PICARO Y PICASSO (1/2)

Dice la Sentencia que, desde el punto de vista conceptual, la palabra PICASSO es muy conocida por el público relevante, como nombre del célebre pintor Pablo Picasso. Es una marca más que notoria: una marca renombrada. Los hispanohablantes pueden entender que la otra palabra en conflicto, PICARO, designa un personaje de la literatura española. En cambio, carece de significado, para el público relevante no hispano hablante.

Así, los signos no son similares en el plano conceptual.

Las diferencias conceptuales pueden neutralizar las similitudes

Según el Tribunal, las diferencias conceptuales pueden neutralizar las similitudes visuales y fonéticas entre los signos. Tal neutralización exige que, al menos uno de los signos controvertidos, tenga un significado claro y determinado, de forma que ese público pueda captarlo inmediatamente.

Para el público relevante, el signo denominativo PICASSO tiene un contenido semántico claro y determinado. La reputación del pintor Pablo Picasso es tal, que el signo PICASSO podría superponerse en la percepción del consumidor medio, incluso como marca de vehículos.

Por tanto, las diferencias conceptuales que distinguen a los signos PICASSSO y PICARO neutralizan las similitudes visuales y fonéticas.

Alto nivel de atención, al comprar automóviles. Menor riesgo de confusión

La Sentencia incide en la naturaleza de los productos de que se trata: automóviles. Por su precio y carácter tecnológico, la atención del público relevante es elevada, al comprarlos. Como la atención del consumidor es alta, al elegir automóvil, el riesgo de confusión es menor.

En conclusión, el Tribunal de Justicia rechaza la oposición de “Sucesión Picasso” al registro de la Marca PICARO, para automóviles. Porque no hay riesgo de confusión con la Marca PICASSO, dado el alto grado de conocimiento conceptual de este signo.

Santiago Nadal

0 comments on “DOS MARCAS SIMILARES NO SE CONFUNDEN, SI SON DIFERENTES «CONCEPTUALMENTE». MARCAS PICARO Y PICASSO (2/2)Add yours →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.